Cuentos

Cuentos
"Viajeros extraviados", Premio Fondo Nacional de las Artes, Editorial Bajo la luna

Novela

Novela
"Cruces cierran los campos", Premio Rejadorada-Multiversa, España

domingo, 21 de agosto de 2016

Blixen

Blixen
Beatriz Actis

Reviso las cartas de Karen Blixen
En ellas cuenta a un amigo
que otro amigo
le envió un gato
por tren
hasta su casa en el medio del África
Pero el gato se extravió y nunca llegó en ese tren
y ahora al leer
no logro conocer el paradero del gato,
qué fue en definitiva de la vida del gato
porque Karen Blixen
no vuelve a mencionarlo
en ninguna de las cartas,
y el gato sin destino entre los trenes del África
me desespera.

Esperando el viento


DIA DEL NIÑO. Esperando el viento.

lunes, 15 de agosto de 2016

Nocturno de Rosario

Terminamos la ceremonia del mate; cargamos termo, yerba, todo, y vamos hacia el lado del río. Vuelven las familias después del domingo de sol, se despuebla el parque, un barco pasa, iluminado: lleva la inscripción "Antonia C.". Y la luna en medio de un cielo extrañamente azul. 
Un picnic de vampiros.




Manhattan, 1979

Noche, Arteón, Manhattan. Volver a verla en un cine. ¿Quiénes pueden estar ahí, qué otros? 
Dos señoras que, cuando aparece Meryl Streep, preguntan: ¿Es ella, es ella? 
Dos chicos que dejan las tablas de skate o longboard en el asiento de al lado.


martes, 2 de agosto de 2016

Vértigo

Comienzo del día en el piso 10. Computadora frente al ventanal: edificios, cielo, ocasionales pájaros de la mañana. De golpe se cuela en el paisaje (irrumpe) un pintor en un andamio, va subiendo despacio, mira hacia el lado del río, parece habituado y hasta aburrido en la altura. Al fin se va y otra vez edificios, cielo, pájaros de la mañana.

domingo, 24 de julio de 2016

Todo el tiempo, dijo




Poema IX - Beatriz Actis (en: Sin cuerpo no habrá crimen - Alción)


Todo el tiempo, dijo, el amor cambia -
cada noche trae su cuota de desgano -

Tu cuerpo, dije, como si lo hubiera tocado siempre -

Te esperé demasiado, dijo,
giró la cabeza y solo pude ver un perfil azul -
La noche se cerró sobre sí misma -

Nada o todo sucederá más allá de esta noche, dijo -
la sombra voló -

La desesperación se me derrama, dije, como el vino se derrama -
En todo hay cierta inevitable muerte -

No puedo dormir, dijo - la noche se hace madrugada -

La luz se vuelve cruel, dije,
y respiré aquello tenue y breve de su aliento -

Me aterra el dolor, dijo -
Caminar solo y que todos los lugares parezcan los mismos -
Los bordes del amor, dijo, un gran hotel sin huéspedes -
un museo imaginario -

Como un marino sin barco -
Como esas naves que nunca regresan, dijo -

Tu sangre no me pertenece, dije,
como el que muere guardando un secreto.


viernes, 8 de julio de 2016

Desde el bar. Vísperas

Parafraseando: Un hombre pasa con una res al hombro. Desde la ventana del bar, veo la danza viril del operario vestido de blanco, con la media res sobre el hombro, que esquiva los autos y logra atravesar la calle para marchar después, por la vereda, esquivando esta vez transeúntes, hacia la carnicería que está a mitad de cuadra. Es como una escena de otra época o de otro lugar (un viejo mercado en las afueras, en esta ciudad con su memoria de frigoríficos, una foto en blanco y negro de Cartier-Bresson, o algo por el estilo) pero en el centro, y ahora. Miro el reloj y salgo. Hacia la izquierda, la barranca y el río, la tentación de caminar en las orillas de ese tumulto que es el Paraná; hacia la derecha, algunas cuadras más y entrar al cine, con sus solitarios de la media tarde. A alguno de esos dos lugares me voy.
(Rosario, víesperas del 9 de julio de 2016 - Bicentenario)